Abogados Valero&Garrigues | ¿Puede prohibir la empresa a un empleado vestir como quiera?
16797
post-template-default,single,single-post,postid-16797,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_right,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Puede prohibir la empresa a un empleado vestir como quiera?

Muchas veces acudimos a nuestro lugar de trabajo, y lo hacemos vestidos como más cómodos vamos, o en otros casos, con un uniforme que se nos ha asignado.

Los jueces reconocen el derecho de un empresario a decidir cómo deben vestir sus empleados de acuerdo con la imagen de marca, pero exigen que sean medidas aplicables tanto a hombres como a mujeres.

Un director puede influir en gran medida en la ropa que deben llevar sus trabajadores. Pero hay ciertos puntos que no pueden sobrepasarse.

De este modo, puede exigirse, por ejemplo, que los comerciales utilicen traje, o que el personal de ventas presente una imagen coincidente con la identidad corporativa del producto que comercializa. Por tanto, si alguno de los empleados se niega a utilizar el vestuario impuesto unilateralmente por la empresa este podría ser sancionado, pudiendo incluso llegar al despido si dicha negativa es reiterada.

No obstante, en estos casos lo mejor se debe actuar con flexibilidad, ya que, en algunas situaciones concretas, la decisión de la empresa sí podría considerarse inadecuada.

Si se desea imponer una determinada imagen entre el personal de la empresa, hay que asegurarse de hacerlo para ambos sexos, pues si no es así, las instrucciones podrían considerarse discriminatorias y no se podría sancionar su incumplimiento.

Así pues, trataremos de resolver varias dudas:

¿Cuándo es obligatorio llevar uniforme en el trabajo?

El uso de uniformes y ropa de trabajo es obligatorio para los trabajadores a los que se le entrega la indumentaria y se considera falta grave acudir sin ésta.

Los motivos para tener que usar uniforme en el trabajo pueden ser muy variados, ya que pueden responder a temas de seguridad, de higiene o simplemente como seña identificativa.

En estos casos el uso de uniforme se especifica en el contrato de trabajo, por lo que como trabajador te comprometes a utilizar uniforme y aceptas que es una de tus obligaciones.

¿Quién tiene que pagar la ropa de trabajo?

Tanto la ropa como cualquier otro elemento que debes utilizar en tu puesto de trabajo (ordenador, teléfono, material de oficina…) corre a cargo de la empresa. En ningún caso deberás pagar tú el uniforme que necesites para trabajar a no ser que hayas hecho un mal uso del uniforme que te entregó la empresa y necesites reemplazarlo. En este caso depende de lo que considere cada empresa, ya que si la ropa de trabajo ha sufrido daños por tu manipulación es posible que la empresa no asuma el coste.

¿Puedo vestir como quiera si no hay uniforme de trabajo?

En pocas ocasiones podrás vestir como quieras en tu lugar de trabajo. Aunque no sea obligatorio el uso de uniforme en la mayoría de empresas existe un código de vestimenta, es decir, unas normas de vestuario. Durante tu jornada laboral eres la imagen de la empresa y es normal que la empresa tenga reglas sobre la imagen que quiere dar a sus clientes. En estos casos se acostumbra a exigir el uso de traje, camisa y evitar prendas como vaqueros, camisetas, pantalones cortos o chanclas.